Consejos para aprender a nadar de forma fácil

23 abril, 2019

¡Esta temporada conviértete en el Michael Phelps de la playa o de la piscina! Supera tus miedos y aprende a nadar bien con nuestros consejos. Sólo necesitas tu traje de baño y una buena motivación para tener un mayor control de tu cuerpo y conseguir desplazarte boca abajo mientras respiras y nadas libre.

Aprender a nadar: Consejos para inciarse

Beneficios de la natación

La práctica de la natación es uno de los deportes más completos y lleno de beneficios. El agua es 800 veces más densa que el aire, y por ello, cualquier actividad que practiquemos sumergidos será más intensa. Además, al entrenar dentro del agua, tonificamos casi todos los grupos musculares a la vez, además de realizar ejercicio cardiovascular.

Consejos para aprender a nadar con una buena técnica

Aunque la natación es un deporte muy beneficioso, una mala técnica puede provocar dolores musculares, especialmente en la zona del cuello y espalda baja. Por ello, te dejamos los siguientes consejos para aprender a nadar con una técnica limpia:

Familiarízate con el agua

Es muy importante que el primer día pierdas el temor al agua, tómate el tiempo que necesites para ello. Entra en la piscina y comienza andando de un extremo a otro y mueve los brazos y pies dentro del agua, durante unos 10-15 minutos. Después sal de la piscina y lánzate desde fuera a la zona más profunda. Repite el mismo ejercicio hasta que consigas hacerlo de manera inclinada.

Aprende a respirar

Otro ejercicio que puedes hacer las primeras veces es acercar la cara al agua y hacer burbujas mientras expulsas el aire por la nariz. Cuando quieras respirar, gira la cabeza hacia un lado de tal manera que una oreja esté dentro del agua al coger aire. Recuerda que para que salga bien debes ayudarte con un leve giro de hombros.

Aprende a flotar

Para aprender a nadar, primero hay que saber flotar; si no sabes flotar y te asustas, te hundirás más. Por eso, debes relajar la respiración y dejarte llevar hasta que consigas flotar.

Toma una bocanada de aire grande, aguántala e introduce la cara en el agua. Apoya el peso del cuerpo sobre los pulmones y siente como ellos te aguantan en la superficie. Cuando te sostengas flotando sin problemas, libera todo el aire y déjate hundir, aquí vas a notar el papel que juegan tus pulmones en la flotación.

Practica la patada en la natación

Repite el ejercicio anterior pero ahora, bloquea el muslo y estira completamente la pierna aceleradamente, como si te quisieras quitar una chancla. El tobillo debe estar en extensión durante todo el movimiento. Comienza a patear como una tijera intercalando las piernas, no hace falta sacar los pies del agua, lo importante es que no pierdas el balance y la horizontalidad. Impúlsate con el borde y sigue pateando hasta dar dos vueltas a la piscina.

Lo ideal sería que consigas una flexión de cadera de forma acelerada hasta que el muslo se coloque con un ángulo de 30 – 35º con el tronco.

Aprende a mover los brazos

Ponte de pie de modo que el agua cubra tus hombros y comienza a mover los brazos como si tuvieras alas de pájaro. Cuando el brazo esté bajo el agua, recuerda que la fuerza debe ser mayor. De esta manera, según muevas tus brazos notarás que te sientes [email protected] Recuerda siempre dejar un brazo al frente.

Intenta girar un poco el cuerpo al cambiar de brazo, pero sin perder la postura, controlando siempre la respiración y el movimiento de las piernas.

Presta atención a los dedos y las manos

Aprender a nadar, también significa aprender a controlar todas las partes de nuestro cuerpo, incluso, si parece aquellas que a primera vista no parece relevantes para este deporte, como pueden ser los dedos de las manos. Comienza con la mano derecha en el agua directamente, enfrente del hombro, y la vista frontal. Mantén la muñeca ligeramente flexionada unos grados desde la línea del antebrazo, de tal manera que los dedos entren en primer lugar. Es importante que las manos se deslicen dentro del agua con la palma de la mano hacia abajo y hacia afuera de nuestro cuerpo, siendo el pulgar el primero en tomar contacto con el agua, y con el brazo izquierdo a mitad de camino de la fase propulsora.

¡Siéntete como un pez en el agua y disfruta nadando este verano!

Esperamos que estos consejos para aprender a nadar te sean de utilidad. Recuerda que en Bulevip tenemos la mejor selección de artículos de natación, como trajes de triatlón, boyas o gorros, para inciarte en este deporte.

Contacta con nosotros en el 911309808, [email protected] o nuestras redes sociales si necesitas un asesoramiento más extenso.

esther perandres

Comparte en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* He leído y acepto la política de privacidad.