Deshidratación y verano ¡No caigas en estos errores!

25 julio, 2017

La deshidratación es una de las principales causas de desfallecimientos entre deportistas, especialmente durante el verano, época en la que el calor acelera la pérdida de minerales y electrolitos, haciéndolos más vulnerables a sufrir uno de estos mareos. Hoy repasamos las cuatro reglas de oro que todo deportista ha de seguir para mantenerse correctamente hidratado este verano y evitar sustos.

Deshidratación y verano

No esperes a tener sed para beber

La sed es el primer síntoma de la deshidratación, por lo que si esperas has sentirla para comenzar a beber… ¡Llegas tarde! Ten en cuenta que durante el ejercicio, en condiciones de calor, puedes llegar a perder hasta 1 litro de agua durante una hora de ejercicio, por lo que el proceso de deshidratación es muy rápido y puede sorprenderte rápidamente.

En condiciones de calor se recomienda beber a pequeños tragos aproximadamente cada 10 minutos durante todo el ejercicio.

No bebas más de 10 cl de una vez

Se recomienda tomar tragos de un máximo de 10 cl cada vez (aproximadamente 1-2 tragos) para la correcta asimilación del líquido. Ten en cuenta que cuanto más líquido se toma en una sola vez, más tiempo se tarda en hacer el vaciado gástrico del mismo, y por tanto la eficiencia de la hidratación es menor.

Elige una bebida específica en función del esfuerzo y duración

Cuando sudamos, no sólo perdemos agua, también electrolitos y minerales. Hay ocasiones en las que incluso, la sed no es un indicador fiable de deshidratación, ya que puede no apetecerte beber, y sin embargo, que estés deshidratado por la falta de algún electrolito esencial, lo cual acelera la fatiga, además de aumentar el riesgo de padecer algún desfallecimiento.

Deshidratación y verano isotónicos

Es por ello que hay ocasiones en las que el agua no es suficiente para mantenerte hidratado. En función del nivel de exigencia, duración del esfuerzo y la temperatura has de buscar una bebida específica:

  • Si el ejercicio dura menos de una hora, es suficiente hidratarse con agua.
  • Si el ejercicio dura entre 1-3 horas, es necesario un isotónico como por ejemplo Victory Endurance Iso Energy.
  • Si el ejercicio dura 1-3 horas y el calor es muy intenso, se recomienda tomar también unas cápsulas de sales minerales, como 226ers Salts Electrolytes aproximadamente una cada 90 min.
  • Si el ejercicio dura más de 3 horas es necesario tomar alguna bebida con sales minerales, y carbohidratos para obtener energía rápidame, como es el caso de Victory Endurance Iso Carbo.
  • Si el ejercicio dura más de 3 horas, y el calor es muy intenso, se recomienda tomar también las cápsulas minerales. En casos de la humedad o calor extremo puedes llegar a tomar hasta 2 cápsulas por hora. Esta dosis variará un poco en función del fabricante y sales elegidas.

La hidratación no termina cuando termina el ejercicio

Ten en cuenta que tras el ejercicio también tienes que hidratarte y recuperar entre el 150-200% de líquido perdido entre las 2-3 primeras horas, por lo que la hidratación debe continuar incluso después.

¿Quieres aprender a calcular la cantidad de electrolitos que tienes que reponer tras el ejercicio? No te pierdas nuestra entrada “La hidratación no es sólo cuestión de agua por 226ERS”

Esperamos haber resuelto algunas de tus dudas sobre deshidratación y verano, pero, si tienes alguna otra pregunta estamos a tu disposición en el 911309808, en el Whatsapp 685922554 y en redes sociales, para asesorarte sin compromiso. ¡No te cortes!

Comparte en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* He leído y acepto la política de privacidad.