La hidratación no es sólo cuestión de agua por 226ERS

15 julio, 2016

La hidratación es algo más que beber agua, especialmente en esta época en la que el calor tan intenso hace que la pérdida de electrolitos sea mucho mayor. Hoy nos hacemos eco de los consejos del profesor y triatleta Guillermo Olcina, responsable del Endurance Research Lab de 226ERS.

hidratacion

El agua no es suficiente para hidratarse en el caso de los deportistas, ya que con el sudor no sólo se pierde agua, si no sales minerales, como el sodio, calcio, potasio etc. Así, al beber sólo agua, reponemos el líquido de nuestro cuerpo, pero no estas sales.

Cada una de estas sales cumple una función, por ejemplo, el magnesio es clave para evitar molestias musculares como los calambres. Sin embargo, el sodio es uno de los más importantes por su papel en la retención de líquidos. Su déficit provoca un trastorno llamado hiponatremia.

Con bebidas isotónicas como 226ERS Isotonic Drink o 226ERS Energy Drink ayudamos a nuestro cuerpo a reponer electrolitos. Sin embargo, si el calor es intenso o la sesión muy dura, puede que necesitemos acudir a cápsulas como las Salts Electrolytes , ya que las bebidas no contienen una cantidad ilimitada de sodio; las cantidades deben estar en equilibrio para que la bebida no pierda su molaridad, dificultando su absorción.

Guillermo Olcina nos deja unas sencillas reglas para tener una referencia a la hora de calcular la cantidad de sodio que necesitamos consumir durante el ejercicio. Las cantidades variarán en función de la persona y el entrenamiento en cuestión:

  • 2-3 días antes de una competición hay que cuidar especialmente la hidratación y aumentar la ingesta de sal para favorecer la retención de líquidos. Una orina clara, será un indicador de que la hidratación es la correcta.
  • Durante el ejercicio tenemos que reponer aproximadamente 1 gramo de sodio por cada litro de sudor perdido. Podemos calcular los litros de sudor que perdemos durante los entrenamientos vigilando nuestro peso antes y después del entrenamiento; cada kilo de peso perdido se corresponde con poco menos de 1 litro perdido de líquido. Con esta sencilla equivalencia, podemos calcular la cantidad de sodio que tenemos que reponer durante la sesión.
  • Después del entrenamiento, hay que tomar entre 150-200% de líquido perdido durante las 2-3 primeras horas. Podemos guiarnos con la regla del peso comentada anteriormente para calcular la cantidad.

FUENTE: 226ers

Comparte en las redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *