Lesiones frecuentes en corredores

11 febrero, 2020

Desafortunadamente ningún deportista está a salvo de padecer alguna lesión mientras entrena. Si lo tuyo es el running y llevas tiempo siento molestias como dolor en el tobillo o las rodillas al correr, no puedes perderte este repaso sobre las lesiones frecuentes en corredores, en el que te damos las claves de las sesiones más comunes en este deporte ¡Ponle nombre a tus dolores para detectar a tiempo qué te está ocurriendo!

Lesiones frecuentes en corrredores: Cómo detectarlas

¿Cuáles son las lesiones frecuentes en corredores?

Fascitis plantar

La fascitis plantar es una lesión provocada inflamación de la fascia, y esta es una de las lesiones frecuentes en corredores más habitual, ya que suele tener su origen en pequeños traumatismos repetitivos a lo largo del tiempo sobre el calcáneo. Estos microtraumatismos hacen que el colágeno no se pueda regenerar a tiempo, provocando una inflamación. Esta lesión también puede aparecer como consecuencia de problemas en el arco del pie, como por ejemplo, tener el pie plano o el arco plantar alto.

Fascitis Plantar

El síntoma de la fascitis plantar es dolor y rigidez en la parte inferior del talón, aunque éste se puede reflejar en la totalidad de la planta del pie, tanto de manera sostenida en el tiempo, como al realizar un movimiento específico.

Condropatía rotuliana

Esta dolencia consiste en una inflamación o desgaste de los tejidos que recubren la rótula, y suele producirse por un desequilibrio entre la musculatura que pasa por esta articulación y que dan soporte a la cadera y el tobillo.

La condropatía rotuliana, que puede alcanzar varios grados de intensidad, se manifiesta con un dolor intenso en la parte anterior de rodilla del corredor y debilidad del cuádriceps, y puede resultar especialmente molesta al realizar actividades como subir y bajar escaleras.

Periostitis tibial

La periostitis tibial consiste en un dolor continuo en la parte interna de la tibia provocado por la sobrecarga de los músculos al hacer un movimiento repetitivo, y se manifiesta al correr o inmediatamente después del ejercicio. Las personas con pies planos, sobrepeso, o problemas de cadera son más propensas a padecerla. El uso de un calzado deportivo inapropiado, agrava sensiblemente este problema.

Inflamación de la cintilla iliotibial

La inflamación de la cintilla iliotibial, también conocida como tensor de la fascia lata es una hinchazón que se concentra en el lateral de la rodilla, en la zona cercana a la inserción con la tibia, que normalmente desaparece al estar en reposo. Esta lesión es tan habitual entre runners, que se conoce como “rodilla del corredor”.

Tendinopatías en tendón de Aquiles

El tendón de Aquiles es otra de las partes del cuerpo más castigadas por los runners, y son frecuentes lesiones en corredores como microroturas e inflamaciones en los tendones de esta zona. 

¿Qué hacer en caso de padecer una de estas lesiones?

Estas son sólo algunas pinceladas sobre las lesiones frecuentes de corredores; si te sientes identificado con los síntomas aquí comentados, te recomendamos acudir a un especialista lo antes posible para detectar origen de la molestia, y que pueda prescribirte el tratamiento adecuado antes de que se convierta en una lesión crónica.

¿Cómo prevenir lesiones en corredores?

Si aún no has padecido ninguna de estas lesiones (y quieres que así siga siendo), te recomendamos:

  • Evitar el sobreentenamiento: Planifica las sesiones siendo realista en base a tu condición física y siempre estableciendo objetivos realistas.
  • Cuida tu técnica: Antes de aumentar intensidad o duración de los entrenamientos, asegúrate de que dominas la técnica, es la clave para mejorar tu rendimiento y evitar lesiones.
  • Cuida tu alimentación prestando especial atención a las proteínas: Aunque un corredor no necesita cantidades tan altas de proteínas como por ejemplo un culturista, es un macronutriente al que debe prestar atención, ya que es clave para la recuperación muscular.
  • Acude con regularidad a un fisio para realizar masajes de descarga
  • Complementa tu dieta con suplementos como el colágeno, la mejor alternativa para prevenir el desgaste articular.

Bulepro colágeno con magnesio para articulaciones

  • Utiliza un calzado deportivo apropiado: No todas las zapatillas son buenas para practicar el running, elige unas acorte con la modalidad de running que practicas y que se ajuste a tu pisada. Un calzado inadecuado agrava la gravedad de las lesiones y aumenta el riesgo de padecer otras en otras partes del cuerpo, como por ejemplo la espalda.

Visita nuestra web Bulevip.com o contacta con nosotros a través de nuestro Servicio de Atención al Cliente o Redes Sociales si necesitas si tienes cualquier duda relacionada con nutrición y deporte ¡Te asesoramos sin compromiso!

Aida Baena autora Bulevip

Comparte en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *