Periostitis tibial: Una de las lesiones más comunes de los corredores

24 septiembre, 2019

La periostitis tibial es una lesión muy común entre corredores y triatletas, que se manifiesta con un dolor de tibia sin golpe, que puede llegar a provocar fisuras o fracturas. A continuación, te damos las claves sobre las causas, prevención y tratamiento de esta lesión para puedas abordarla y evitar a tiempo estas temidas complicaciones.

Periostitis tibial: Recuperación

¿Qué es la periostitis tibial y cuáles son los síntomas?

La periostitis tibial es una inflamación membrana (periostio) que recubre el hueso de la tibia, que se manifiesta con un dolor de la tibia, incluso sin que se haya producido ningún golpe en la misma. Este dolor se hace más intenso al caminar y al correr, especialmente en el momento de que la pierna impacte en el suelo y en el que despega del mismo.

Esta inflamación somete a un estrés constante al hueso, que puede provocar una fisura o incluso fractura, de ahí que sea tan importante identificar los síntomas a tiempo y tomar medidas para evitar complicaciones.

Casusas

Como ocurre con las mayorías de las lesiones, la periostitis tibial no tiene una única causa y puede verse agravada por situaciones como el estrés. En el caso de los deportistas, esta lesión suele tener su origen en factores como:

  • Técnica deficiente, con tendencia a “talonar” o impactar bruscamente en el suelo
  • Pisada inadecuada
  • Uso de unas zapatillas desgastadas, con una mala amortiguación o que no se ajusten a adecuadamente a la pisada
  • Entrenamiento continuado sobre el asfalto u otros terrenos duros

Recuperación y tratamiento periostitis tibial

En caso de que este dolor en la tibia sin golpe ya haya aparecido es importante actuar rápidamente para evitar complicaciones severas.

En caso de que se trate de un dolor leve, que te permita continuar entrenando, aunque a una intensidad menor, recomendamos aplicar hielo así como realizar masajes con geles efecto frío en los 15 minutos posteriores al entrenamiento.

Si el dolor persiste o se vuelve muy intenso, es conveniente cesar los entrenamientos a pie o bicicleta y acudir a un fisioterapeuta para un tratamiento específico.

El tiempo de recuperación de la periostitis tibial dependerá de la gravedad de la lesión y el tipo de entrenamiento seguido, pero siempre es recomendable tomar un par de semanas de descanso.

Prevención periostitis tibial

Prestar atención a la técnica es la clave para prevenir la periostitis tibial o cualquier otra lesión, pero además de esto, te recomendamos:

  • Realizar un estudio de pisada: El estudio de pisada te permite diagnosticar todos tus defectos biomecánicos, aportándote una información muy valiosa para prevenir lesiones y sobrecargas en las articulaciones.
  • Alterna el entrenamiento sobre asfalto con carreras sobre otros terrenos más suaves como el césped o la tierra.
  • Utiliza calcetines y perneras de compresión para estimular la circulación y favorecer el retorno venoso.
  • Realiza entrenamiento de fuerza, con ejercicios específicos para corredores que hagan incidencia en los gemelos, el soleo tibial posterior y el peroneo lateral corto y peroneo largo
  • Realiza entrenamientos progresivos de carrera, especialmente tras periodos largo de inactividad.

Visita nuestra web Bulevip.com o contacta con nosotros a través de nuestro Servicio de Atención al Cliente o Redes Sociales si necesitas si tienes cualquier duda relacionada con nutrición y deporte ¡Te asesoramos sin compromiso!

Aida Baena autora Bulevip

Comparte en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *