Consejos para limpiar tu mochila Camelbak

11 diciembre, 2019

Aunque las mochilas Camelbak no requieren un gran mantenimiento, si es aconsejable hacerles una limpieza profunda de manera regular para alargar su vida, y evitar la aparición de machas e incluso hongos. Hoy te damos unos sencillos consejos para realizar la limpieza de tu bolsa de hidratación, además de algunos trucos para conservarla en el mejor estado posible.

Alternativas para limpiar tu mochila Camelbak

Uso del kit Camelbak

Camelbak cuenta con kit específicos de limpieza para sus bolsas de hidratación, como el kit Crux Cleaning, disponible por 21,20€. Esta es la opción más rápida y eficiente para limpiar la mochila Camlebak, ya que incluye los accesorios específicos para llegar a todos los recovecos, y su precio es muy asequible.

Camelbak Crux Cleanning kit limpieza  mochila

Para la limpieza, te recomendamos preparar previamente la mochila, dejándola vacía y con el depósito abierto, sin boquilla, después de usarla. Una vez esté completamente seca, procede a la limpieza.

Si no tienes el kit de limpieza

Aunque es preferible realizar la limpieza utilizando los utensilios oficiales, si no cuentas con el kit, siempre puedes hacer este sencillo truco después de cada uso para conservar la bolsa Camelbak en buen estado.

Prepara la bolsa tal y como indicábamos en el punto anterior para eliminar cualquier resto que pueda quedar de bebida isotónica o similar. Una vez esté seca, rellénala con agua caliente y una cucharada de lejía y déjala reposar media hora. Después vacíala y aclárala concienzudamente; es importante que no queden restos de lejía.

Para limpiar los restos adheridos al interior del tubo, puedes utilizar un pequeño trapo atado a un cable de freno limpio. No tienes más que introducirlo por un lado del tubo y deslizarlo hasta la punta opuesta hasta que quede limpio.

Trucos para un mantenimiento óptimo

  • Nunca dejes secar la bolsa Camelbak al sol, ya que esto puede estropear rápidamente el plástico e incluso llegar a deformarlo.
  • Resérvala para el agua siempre que puedas: Si vas a llegar agua y alguna otra bebida, como por ejemplo, un isotónico, deja la bolsa para el agua y el bidón para la bebida. Aunque esta es apta para cualquier bebida deportiva, el mantenimiento será más sencillo si evitamos bebidas solubles y que puedan contener colorantes.
  • Congélala si no te da tiempo a limpiarla: Si llegas cansado del entrenamiento y no te apetece lavar la bolsa intensivamente, te recomendamos tirar el agua restante y congelarla para mantenerla a salvo de la aparición de hongos.

¿Cuáles son tus trucos para limpiar tu mochila Camelbak? ¡Cuéntanoslo!

Visita nuestra web bulevip.com si necesitas información adicional sobre las mochilas Camelbak y sus kit de limpieza, o contacta con nosotros si necesitas que te asesoremos al respecto. Estamos a tu disposición en nuestro Servicio de Atención al Cliente o Redes Sociales si necesitas si tienes cualquier duda relacionada con nutrición y deporte ¡Te asesoramos sin compromiso!

Aida Baena autora Bulevip

Comparte en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *