Errores comunes en el entrenamiento running

19 marzo, 2019

Repasamos los errores más comunes en el entrenamiento running que te impiden avanzar; mejorar tu rendimiento corriendo es mucho más que alargar las sesiones de entrenamiento, y es que entran en juego factores como la alimentación, el sueño o el estrés que hacen que este deporte sea más complejo de lo que parece en un primer momento. Descubre con nosotros si estás cayendo en alguno de los errores comunes del running y aprende cómo superarlos.

Entrenamiento running Bulevip

Errores comunes del entrenamiento running

1. No cuidar la alimentación

Algunos runners creen que no deben seguir una dieta y que pueden compensar los excesos comiendo e incluso la toma de alcohol ocasional con un entrenamiento más intenso… ¡Error! La alimentación es fundamental para mejorar el rendimiento el cualquier deporte y conseguir unos músculos fuertes, capaces de afrontar un entrenamiento y recuperarse correctamente. En esta entrada anterior a nuestro blog tienes más detalles.

3. No hacer entrenamiento de fuerza

Otro de los errores comunes del running es dejar de lado el entrenamiento de fuerza y centrarse únicamente el correr. De hecho, muchos corredores piensan que hacer pesas puede llegar a ser perjudicial, nada más alejado de la realidad.

Tener un cuerpo tonificado te hará ser un corredor más eficiente, afrontar sesiones más duras, recuperarte antes y trabajar de manera indirecta otros aspectos como el equilibrio (gracias al fortalecimiento del core). No temas a ponerte “demasiado fuerte”; conseguir un cuerpo de culturista lleva años de dedicación y supone el seguimiento un estricto entrenamiento y plan de dieta. En el caso de los corredores, con hacer 1 o 2 sesiones a la semana de fuerza, combinando un trabajo integral del cuerpo con ejercicios específicos para corredores es suficiente para mejorar resultados.

4. No descansar

El descanso forma parte del entrenamiento invisible en todos los deportes. Tus músculos necesitan estar completamente recuperados para hacer frente a un entrenamiento intenso, y reducir el riesgo de sufrir una lesión. Para ello, debes descansar mínimo un día tras 3 días seguidos de entrenamiento intenso, dormir al menos 8 horas (ya que los músculos se regeneran durante el sueño) y tomar algún recuperador, al menos durante los periodos de mayor desgaste.

En el caso de los deportistas de resistencia, recomendamos un recuperador muscular, es decir, un complemento nutricional que se toma después de entrenar que ayuda a los músculos a regenerarse gracias a su aporte de glutamina, BCAA, vitaminas y proteínas en su justa medida.

Entrenamiento running: Victory Endurance total recovery

5. Centrarse sólo en las piernas

Otro de los errores en los que se suele caer a la hora de planificar el entrenamiento running es centrarse en las piernas y olvidarse del resto del cuerpo. Lo brazos, el core, el cuello… ¡Todo tu cuerpo interviene cuando estás corriendo!

  • Los brazos favorecen la coordinación; no los lleves pegados al cuerpo, dales el mismo ritmo que tu zancada y sácales partido para impulsarte.
  • Relaja las manos; no lleves los puños cerrados o en posturas extrañas que puedan afectar al movimiento natural del brazo.
  • Vigila tu postura; no te inclines excesivamente hacia adelante, y ayúdate de los músculos del core para mantener la cabeza alineada con la espalda. La práctica de otros deportes como Yoga o Pilates, o cualquier otro entrenamiento específico de core, te ayudará a tomar conciencia de tu postura y sacarle partido.

Entrenamiento running: Postura

6. Correr más rápido de lo que deberías

No te obsesiones con correr más rápido, ese no es siempre el objetivo. Si por ejemplo, quieres ganar resistencia, correr muy rápido puede ser contraproducente. Otro ejemplo son los entrenamientos de recuperación, es los que es preferible correr un poco más lento de lo habitual para no quemar tanto los músculos.

7. No tener un objetivo definido

No tener un objetivo claro hará que te frustres en tu entrenamiento running  ¿Quieres correr una maratón? ¿Prefieres una carrera de 10k? ¿O corres sólo porque quieres adelgazar?

Cada distancia implica un entrenamiento diferente, y el entrenamiento running  para principiantes es completamente diferente del de runners avanzados. Antes de empezar a entrenar párate a pensar a dónde quieres llegar y planifícate bien. Recuerda que el entrenamiento debe incluir diferentes estímulos e ir evolucionando a medida que pasa el tiempo para evitar que te acomodes en una determinada manera de entrenar ¡No temas a la variedad!

8. Competir antes de tiempo

Si te estás iniciando en el running, seguramente tu objetivo final sea completar una determinada carrera. Este es un objetivo muy bueno, pero sé realista a la hora de elegir la carrera y el tiempo de preparación que necesitarás; si eres demasiado ambicioso, quizá no lo consigas, lo cual lleva una gran decepción, y además puede suponer un sobreesfuerzo que desemboque en una lesión.

¿Qué te parecen nuestros consejos sobre entrenamiento running? ¿Estabas cayendo en alguno de estos errores?

Contacta con Bulevip

Recuerda que estamos a tu disposición para ayudarte con cualquier duda relacionada con deporte y nutrición en nuestra web bulevip.com el 911309808, el Whatsapp 689326474 [email protected] o nuestras redes sociales.

Aida Baena autora Bulevip

Comparte en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *